comprarvacunas.com.

comprarvacunas.com.

Calendario de vacunación para recién nacidos

Calendario de vacunación para recién nacidos

Introducción

La vacunación es una medida efectiva para prevenir enfermedades infecciosas y reducir su propagación. Es especialmente importante para los recién nacidos ya que su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado y son más susceptibles a las infecciones. En este artículo, hablaremos sobre el calendario de vacunación recomendado para los recién nacidos y por qué es importante seguirlo. También discutiremos las vacunas disponibles y sus efectos secundarios.

Calendario de Vacunación Recomendado

El calendario de vacunación recomendado para los recién nacidos incluye varias vacunas que se administran en diferentes etapas de su crecimiento. La mayoría de las vacunas se administran a través de inyecciones, pero algunas pueden ser administradas en forma oral. Aquí está el calendario de vacunación recomendado para los recién nacidos:
  • Al nacer: se administra la vacuna contra la hepatitis B.
  • A los 2 meses: se administran las vacunas contra la difteria, el tétanos, la tos ferina, la poliomielitis, la Haemophilus influenzae tipo b (Hib) y la rotavirus.
  • A los 4 meses: se administran las mismas vacunas que a los 2 meses.
  • A los 6 meses: se administran las mismas vacunas que a los 2 y 4 meses, además de la segunda dosis de la vacuna contra la hepatitis B y la vacuna contra el neumococo.
  • A los 12 meses: se administran la vacuna contra la varicela y la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, la rubéola y las paperas.
Después del primer año de vida, se presentan varios refuerzos y vacunas adicionales que se deben administrar.

La Vacuna Contra la Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad viral que se transmite por medio de la sangre y otros fluidos corporales. Si un niño se infecta con hepatitis B, puede desarrollar una infección crónica del hígado que puede llevar a enfermedades graves, como la cirrosis o el cáncer de hígado. La vacuna contra la hepatitis B es segura y eficaz y se recomienda para todos los recién nacidos. La vacuna se administra en tres dosis: al nacer, a los 2 y 6 meses de edad. Los efectos secundarios más comunes incluyen dolor e hinchazón en el sitio de la inyección, fiebre y malestar generalizado. Estos efectos secundarios son leves y desaparecen después de unos pocos días.

La Vacuna Contra la Difteria, el Tétanos y la Tos Ferina

La difteria, el tétanos y la tos ferina son enfermedades graves que se pueden prevenir con la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTaP). La difteria es una infección bacteriana que afecta las membranas mucosas de la nariz y la garganta. El tétanos es una enfermedad causada por una toxina que se encuentra en el suelo y las heces animales. La vacuna DTaP se administra en tres dosis, a los 2, 4 y 6 meses, y una cuarta dosis se administra a los 15-18 meses y una quinta dosis a los 4-6 años. Los efectos secundarios comunes incluyen fiebre, dolor en el sitio de la inyección y malestar generalizado. Estos efectos secundarios son leves y desaparecen después de unos pocos días.

La Vacuna Contra la Poliomielitis

La poliomielitis es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso y puede causar parálisis. La vacuna contra la poliomielitis (IPV) se administra en tres dosis, a los 2, 4 y 6 meses, con un refuerzo a los 4-6 años de edad. Los efectos secundarios comunes incluyen fiebre, dolor en el sitio de la inyección y malestar generalizado. Como la poliomielitis prácticamente se ha eliminado en los Estados Unidos, el refuerzo se considera opcional.

La Vacuna Contra el Haemophilus influenzae tipo b (Hib)

El Haemophilus influenzae tipo b (Hib) es una bacteria que puede causar infecciones graves en los niños pequeños. La vacuna contra el Hib se administra en tres dosis, a los 2, 4 y 6 meses. Los efectos secundarios comunes incluyen irritabilidad, fiebre, dolor en el sitio de la inyección y una hinchazón debajo de la piel. Estos efectos secundarios son leves y desaparecen después de unos pocos días.

La Vacuna Contra el Rotavirus

El rotavirus es una enfermedad viral que causa diarrea grave en los niños pequeños. La vacuna contra el rotavirus se administra en dos o tres dosis, a los 2, 4 y 6 meses. Los efectos secundarios más comunes incluyen diarrea y vómitos. A pesar de estos efectos secundarios, la vacuna es segura y altamente efectiva en la prevención de la infección por rotavirus.

La Vacuna Contra el Neumococo

El neumococo es una bacteria que puede causar enfermedades graves, como neumonía y meningitis, en los niños pequeños. La vacuna contra el neumococo se administra en dos dosis, a los 2 y 6 meses de edad. Los efectos secundarios comunes incluyen fiebre, dolor en el sitio de la inyección y malestar generalizado. Estos efectos secundarios son leves y desaparecen después de unos pocos días.

La Vacuna Contra la Varicela

La varicela es una enfermedad viral común en la infancia que causa una erupción de ampollas y fiebre. La vacuna contra la varicela se administra en dos dosis, a los 12 y 15 meses de edad. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor e hinchazón en el sitio de la inyección y fiebre. Estos efectos secundarios desaparecen después de unos pocos días.

La Vacuna Contra el Sarampión, la Rubéola y las Paperas

El sarampión, la rubéola y las paperas son enfermedades virales graves que pueden causar complicaciones graves en los niños, especialmente en aquellos con sistemas inmunológicos debilitados. La vacuna contra el sarampión, la rubéola y las paperas (MMR) se administra en dos dosis, a los 12 y 15 meses de edad. Los efectos secundarios comunes incluyen fiebre, sarpullido y dolor en el sitio de la inyección. Estos efectos secundarios son leves y desaparecen después de unos pocos días.

Conclusión

La vacunación es una medida importante para prevenir enfermedades infecciosas y reducir su propagación. Los recién nacidos son especialmente vulnerables a las infecciones y deben seguir el calendario de vacunación recomendado para su protección. Las vacunas son seguras y altamente efectivas en la prevención de enfermedades graves, y los efectos secundarios son generalmente leves y desaparecen después de unos pocos días. Al vacunar a los recién nacidos, estamos asegurando una vida saludable para ellos.